«El sacerdote está llamado a revivir la autoridad y el servicio

de Jesucristo, Cabeza y Pastor de la Iglesia, animando y guiando la comunidad eclesial,

o sea, reuniendo

«la familia de Dios, como una fraternidad animada en la unidad» y conduciéndola «al Padre por medio de Cristo en el Espíritu Santo».

(Pastores Dabo Vobis 26)

Se inspira en la experiencia francesa Pasteurs Selon Mon Coeur, y se configura como un curso de liderazgo y conversión pastoral para sacerdotes que anhelan la transformación de su parroquia del mantenimiento a la misión.

La metodología combina herramientas de liderazgo con contenidos magisteriales y pastorales de Nueva Evangelización, con el fin de capacitar a los pastores para su misión de una manera integral.

 

El curso se imparte por un equipo profesionales cristianos compuesto de expertos en pastoral, psicólogos, coaches, consultores de dirección y un capellán.

El curso se estructura en cuatro módulos de 3 días de duración, en régimen de retiro que se imparten a lo largo de un periodo de 6-8 meses. Normalmente se hacen entre semana para facilitar la asistencia de los sacerdotes.
Para concluir, se propone un fin de semana de liderazgo y conversión pastoral para las parroquias, en el que los pastores participantes asisten junto con su equipo pastoral.
Paralelamente, se ofrece un acompañamiento personal opcional a los participantes para interiorizar lo aprendido mediante sesiones de coaching impartidas por profesionales acreditados, así como otras modalidades de acompañamiento grupal entre los mismos participantes. 
Las sesiones de coaching se dan entre cada módulo, y pueden ser hasta seis en total, y se realizan presencialmente o por videoconferencia de manera individual.
Es importante señalar que el curso está enfocado a desencadenar una dinámica de trabajo, que empieza por lo personal y llega hasta la parroquia. Los acompañamientos recibidos tienen un principio y un fin, pues la idea es que los participantes asimilen la metodología y la pongan en práctica ellos mismos.

«¿Nos empuja la convicción de que el encuentro con Jesús lo cambia todo? Si es así, ¿qué estamos dispuestos a hacer? ¿Qué estamos dispuestos a cambiar? ¿Qué obstáculos estamos dispuestos a sortear para que esto suceda? La misión de nuestra Iglesia es hacer discípulos, no celebrar una buena liturgia o manenter a la gente contenta. Los sacramentos se nos dan para iniciar y sostener a los creyentes en el discipulado. ¿Estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para que esto se convierta en una realidad?» 

(P. James Mallon,  Una renovación divina)

«ESPERO QUE TODAS LAS COMUNIDADES PROCUREN

PONER LOS MEDIOS NECESARIOS PARA AVANZAR EN EL CAMINO DE UNA CONVERSIÓN PASTORAL Y MISIONERA, QUE NO PUEDE DEJAR LAS COSAS COMO ESTÁN. YA NO NOS SIRVE UNA "SIMPLE ADMINISTRACIÓN"»
(PAPA FRANCISCO, EVANGELII GAUDIUM 25)  

©2019 hecho por Alpha España. Creado con Wix.com